Cómo conseguir un estilo zen

El diseño rústico es el estilo de la naturaleza en estado puro.

Artículos hechos en casa, hechos a mano con materiales naturales y productos naturales encontrados en la misma naturaleza.

El mobiliario rústico se compone básicamente de maderas naturales sin demasiados tratamientos y también en piedra. Sin embargo el bambú, el ratán, sisal, algodón, lana, papel, vidrio, arcilla y varios tipos de metal, pueden incorporarse para embellecer su aspecto.

Otros elementos encontrados en mercadillos , arte popular, colecciones heredadas, etc., coexisten bien en las decoraciones rústicas, proporcionando texturas y contrastes con patrones de colores que imitan la naturaleza. También resulta imprescindible la decoración florar.

Los muebles de metal trabajado son otra opción para utilizar en este concepto.

LOS ESPACIOS

El aspecto rústico del espacio cuenta con vigas de madera y columnas, así como suelos en madera o piedra naturales.

 

Descripción

En japonés, el Zen se refiere a la meditación.

El diseño Zen refleja equilibrio, relajación y armonía. Aunque este estilo no sea realmente un estilo de diseño porque no tiene reglas estrictas, a menudo se le asocia con el minimalismo, la sencillez y la pureza de líneas. Es más una forma de organizar un espacio creando una atmósfera que conpense el estrés y las molestias de la rutina diaria.

COLOR

Todos los colores zen son naturales y suaves como el blanco, el gris, verde, tonos beige o beige rosa, que tienen el poder de inducir una sensación de relajación y tranquilidad.

La armonía cromática entre los distintos elementos es muy importante, así como la continuidad visual entre paredes, muebles y suelos.

TEJIDOS

La selección de telas se basa en las mismas reglas de natural, ligero y cómodo. Uno de los elementos esenciales del diseño zen son las cortinas, que proporcionan una sensación de intimidad, mientras que reducen el ruido y bloquean las corrientes de aire. El lino, la lana o lana Bunting, han de coincidir con el resto de la sala.

ILUMINACIÓN

Para un espacio totalmente relajante, reemplace las luces duras o fluorescentes con luces calmantes, inspiradas en la naturaleza o con velas. Coloque diferentes fuentes de luz que le permitan controlar la intensidad y las áreas a iluminar. Evite proyectar una fuente de luz directa desde el techo y aproveche todas las posibilidades para mezclar una lámpara de pie, un conjunto de lámparas y luz indirecta.

MOBILIARIO

Los muebles se caracterizan por las líneas simples y claras, evitando detalles complicados y exceso de ornamentación. Los muebles deben ser de alta calidad y hechos con materiales naturales, ya que aportan la sensación de calidez y relajación.

Las piezas de almacenamiento (armarios, cajoneras, estanterías) pueden crear vida se están pintadas en colores que coincidan con el resto del interior.

PLANTAS

No hay Zen sin plantas. Grandes, pequeñas, pero siempre naturales.

 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Cómo conseguir un estilo zen”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicar comentario

Quizás también te interese…