La realidad aumentada es la integración de la información digital con el entorno del usuario en tiempo real. A diferencia de la realidad virtual, que crea un entorno totalmente artificial, la realidad aumentada utiliza el entorno existente y superpone nueva información sobre ella.
Una de las primeras aplicaciones comerciales de la tecnología AR fue la primera línea amarilla que empezó a aparecer en los juegos de fútbol televisados ​​en algún momento de 1998.

Las aplicaciones de realidad aumentada se escriben en programas 3D especiales que permiten al desarrollador vincular la animación o la información digital contextual en el programa de computadora a un marcador de realidad aumentada en el mundo real.

Los nuevos mundos artificiales vienen a la vida bajo control del usuario, y capas más profundas de la interacción con el mundo real son también realizables.
Se ha convertido en un sistema muy utizado en eventos y con finalidades de entretenimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario